Menu

Inmobiliaria

Promociones y Propiedades
Inmobiliarias Espacio
.
Torre Espacio
Ps de la Castellana 259-D Pta 50
28046 Madrid. España
www.inmoespacio.com

Torre Espacio Castellana
Torre Espacio
Ps de la Castellana 259-D Pta 4
28046 Madrid. España
www.torreespacio.es

T: +34 91 417 6930
F: +34 91 556 5334

_9852390710
_9852390710
_7194874840
_7194874840
_7147336307
_7147336307
_7100093911
_7100093911
_4452206440
_4452206440
_3386994119
_3386994119
_3313198911
_3313198911
_1398895037
_1398895037
_0092614110
_0092614110
_9998813335
_9998813335

DIVISIÓN INMOBILIARIA

Actividad Promotora

Promociones y Propiedades Inmobiliarias Espacio, S.L.U., es filial 100% del Grupo Villar Mir, y fue creada en junio de 2000 mediante la aportación de la actividad inmobiliaria que venía desarrollando desde su creación en 1972 y hasta dicha fecha directamente Inmobiliaria Espacio, S.A.

Promociones y Propiedades Inmobiliarias Espacio, S.L.U., realiza actividades inmobiliarias, fundamentalmente de promoción de viviendas, entre otras ubicaciones en la costa mediterránea, Madrid y Mallorca, bien directamente o a través de filiales, conservando la marca comercial “Inmobiliaria Espacio”.

Actividad Patrimonial

CENTRO CANALEJAS MADRID, S.L.

Desarrolla un proyecto de uso mixto de máxima calidad engloba varios edificios históricos en el centro de Madrid en las confluencias de las calles Sevilla, Carrera de San Jerónimo, Plaza de Canalejas y Alcalá. Este proyecto constituirá sin duda, una vez que haya sido completado, uno de los principales destinos de lujo de Europa, integrando el que será el mejor hotel de España, residencias de primera calidad, una exclusiva área comercial y un aparcamiento.

PROYECTO CALEIDO

Icono Torre Vida, S.A.U., sociedad filial 51% del Grupo Villar Mir, ha resultado adjudicataria en la licitación del Ayuntamiento de Madrid para la construcción y explotación de un edificio que constará de 52.500 metros cuadrados para uso público y 17.500 metros cuadrados de uso comercial, complementado con 2.000 plazas de aparcamiento, anexo al complejo “Cuatro Torres Business Area”. El edificio, con forma de “T” invertida, se configura como un volumen de servicios híbrido que contiene diversos usos que cohabitan generando sinergias importantes entre ellos.

División Inmobiliaria del Grupo Villar Mir

La División Inmobiliaria del Grupo Villar Mir está constituida por la sociedad Promociones y Propiedades Inmobiliarias Espacio, S.L.U. (PRIESA) y sus filiales, que desarrollan su actividad en el ámbito de la promoción inmobiliaria, Canalejas Madrid Centro, S.L.U., Icono Torre Visa, S.A., y por la participación de Grupo Villar Mir en Inmobiliaria Colonial, S.A., que tiene un carácter patrimonial.

La División alcanzó una cifra de ventas de 114 millones de euros en 2015, lo que ha supuesto un incremento del 52% con respecto a los resultados del año 2014.

Las ventas de la División Inmobiliaria han representado en 2015 el 1% de la cifra de ventas consolidada de Grupo Villar Mir.

Origen y estructura de la División Inmobiliaria

  • Promociones y Propiedades Inmobiliarias, S.L.U., la División Inmobiliaria, nace en el año 2000 con la creación, en el mes de junio de dicho ejercicio, de Promociones y Propiedades Inmobiliarias Espacio, S.L.U., que a partir de este momento concentra, directamente o a través de sociedades dependientes, toda la actividad inmobiliaria del Grupo en gestión de suelo y promoción de viviendas. 

  • Inmobiliaria Colonial, S.A. En enero de 2014, Grupo Villar Mir, S.A.U., adquirió un total de 55,2 millones de acciones de Inmobiliaria Colonial, S.A., representativas de un 24,41% de su capital social, convirtiéndose en el mayor accionista individual de la Compañía. Con esta posición accionarial, Grupo Villar Mir, S.A.U., ha apoyado el proceso de reestructuración de la deuda financiera y recapitalización de la Sociedad, que permitirá a Inmobiliaria Colonial, S.A., volver a ser un referente en el mercado inmobiliario de alquiler de oficinas en España.

  • Centro Canalejas Madrid, S.L. En el mes de diciembre de 2012 la Sociedad Canalejas Madrid Centro, S.L., formalizó la adquisición al Banco Santander, S.A., de un conjunto de siete edificios contiguos, muy destacables por su arquitectura y emplazamiento, situados entre las calles de Alcalá y Sevilla, la Plaza de Canalejas y la Carrera de San Jerónimo, en Madrid, con el objetivo de crear un nuevo proyecto inmobiliario de uso mixto de primer nivel. El conjunto de inmuebles, cuya superficie supera los 50.000 m2s/r. incorpora un hotel de cinco estrellas de máximo lujo, gestionado por la prestigiosa cadena hotelera Four Seasons, un espacio comercial de máxima calidad, 22 unidades residenciales con el servicio Four Seasons y un aparcamiento de 400 plazas. El principal propósito de esta intervención en el corazón de la ciudad es el de dotar al centro histórico de un edificio emblemático que sirva para reforzar la opción de Madrid como destino turístico internacional de calidad.

  • Icono Torre Vida. Sociedad participada al 51 % por Promociones y Propiedades Inmobiliarias Espacio, S. L., y en la que además tenemos encomendada la gestión. Esta sociedad ganó en un concurso público el derecho de superficie, por 75 años, de la parcela situada en el complejo Cuatro Torres Business Area, con una edificabilidad total sobre rasante de 75.000 m2, a día de hoy tenemos el proyecto terminado y presentado a licencia y un contrato de alquiler firmado con el Instituto de Empresa que ocupará 50.500 m2 de la nueva torre, con un arrendamiento a 75 años y de obligado cumplimiento los primeros 20 años.

División Inmobiliaria

 

Composición de Promociones y Propiedades Inmobiliarias Espacio, S.LU.

Empresas del Grupo y asociadas al 31/12/2015

Empresas del Grupo y asociadas

Las principales magnitudes financieras de la División Inmobiliaria son las siguientes:

 

rincipales magnitudes financieras de la División Inmobiliaria

Entorno

La economía española ha experimentado uno de los mayores crecimientos de toda la zona euro. Los ajustes y las reformas estructurales realizadas en los últimos cuatro años, como la del mercado laboral y la del sector financiero (con la desaparición de politizadas cajas de ahorros, la recapitalización y fusión de entidades, la creación de Sareb y los test de estrés), han sido fundamentales para este cambio. Los datos macroeconómicos positivos (crecimiento del PIB, contención del déficit, disminución del paro, aumento del consumo, competitividad de los salarios e incremento de las exportaciones) han conseguido mejorar la confianza de los organismos e inversores internacionales en nuestra economía, lo que ha permitido incrementar y mejorar nuestra financiación. Además, desde el exterior, la bajada de las materias primas, la política monetaria expansiva del Banco Central Europeo y la incertidumbre en las economías de los países emergentes, también han contribuido a esta mejora de nuestra economía.

De esta mejora económica se ha beneficiado el sector inmobiliario, que ha vuelto a atraer a gran cantidad de inversores, que ven como los riesgos e incertidumbre que rodeaban al sector durante la crisis han disminuido considerablemente, si bien, a corto plazo, la situación política y el problema territorial podrían poner freno a todo tipo de inversión tanto del exterior como del interior.

Todos los indicadores del sector (ventas, precios, hipotecas) vuelven a cerrar en positivo después de muchos años en terreno negativo. Estos buenos datos han provocado un aumento de la confianza de los compradores, que, gracias a la tranquilidad que les proporciona la recuperación económica, vuelven a reactivar las decisiones de compra que tenía aparcadas por la crisis. Por fin, constatan que la incertidumbre que sopesaban antes de tomar una decisión de compra (mayores bajadas de precios, falta de financiación, situación económica, mercado laboral…) va desapareciendo y perciben que cualquier retraso al respecto les pude hacer perder dinero, oportunidad y tiempo.

Los precios, por fin, han tocado fondo en casi la mayoría de los sectores y localizaciones. El ajuste realizado en los años de crisis ha sido muy importante y, unido a una escasa inversión en nuevas promociones, ha hecho posible que en muchas localizaciones, principalmente en grandes urbes como Madrid y Barcelona, comience a observarse una falta de oferta, especialmente de primera residencia, lo que a corto plazo está empezando a desembocar en una subida de los precios. Esta falta de oferta de vivienda nueva ha provocado que las de segunda mano acaparen, por ahora, la mayoría de las transacciones ya que cuentan con la ventaja añadida de precios más bajos, mayores superficies y en localizaciones muy consolidadas.

Pero si hay un mercado que se ha reactivado considerablemente en este ejercicio es el del suelo, uno de los mayores damnificados en los nueve años de crisis inmobiliaria, en el que el ajuste realizado ha alcanzado casi el 80% del valor para suelos con falta o larga tramitación urbanística, frente al ajuste del 35% que se ha practicado a la vivienda. Cuando empezó la crisis, los inversores, principalmente extranjeros, se centraron inicialmente en sectores más maduros y con mayores rentabilidades de retorno a corto y medio plazos. Ante la mejora de la economía española, la poca rentabilidad que les están ofreciendo los mercados de capitales, la escasez de vivienda nueva y el despertar de la demanda, han visto en el suelo un bien atractivo para comprar. En un principio, la mayor demanda de suelo ha sido en las grandes ciudades y en la costa para clientes extranjeros de alto poder adquisitivo.

Otra buena noticia para el sector es la vuelta de la financiación para la adquisición de vivienda. Las entidades financieras han concluido su proceso de saneamiento y vuelven a mirar al sector inmobiliario como futura fuente de ingresos con la que mejorar sus cuentas de resultados, aunque esta crisis también les ha hecho reflexionar y, de cara a futuro, seguramente analizarán muy exhaustivamente los tipos de clientes a los que les conceden financiación y las condiciones y garantías que les solicitarán. Ya a finales del ejercicio 2014, empezaron a conceder préstamos con campañas agresivas de bajada de tipos diferenciales para obtener la máxima cuota de mercado, guerra comercial que terminó en este ejercicio con los tipos a niveles de 100-150 puntos básicos. Adicionalmente, y como consecuencia de las medidas de estímulo monetarias lanzadas por el Banco Central Europeo, que ha dejado el tipo general en el 0%, han empezado a impulsar préstamos a tipo fijo que rondan el 2%, tipos nunca visto en las últimas décadas, para captar nuevos clientes que busquen la seguridad de una cuota fija a lo largo de todo el préstamo si bien con la desventaja de menos años de duración respecto a las de tipo variable.

Esta guerra comercial ha propiciado una flexibilización del LTV (loan to value) en algunas entidades. La bajada de precios de la vivienda de los últimos años ha mejorado sustancialmente el porcentaje del sueldo necesario para pagar la hipoteca y el número de años, por lo que el ratio del 80% del LTV, que se estableció en los últimos tiempos como máximo, se ha relajado para aquellos clientes que son solventes, y el precio de la vivienda resulta razonable con respecto a los ingresos.

A pesar de todos estos datos positivos, el stock de vivienda nueva sigue siendo elevado (en torno a las 500.000 viviendas al cierre del ejercicio 2015), ya que la escasa inversión en obra nueva en los últimos años ha sido insuficiente para el tirón de la demanda. Este stock aún tardará cierto tiempo en absorberse, ya que tendrá que hacer frente a la competencia en precio y superficie de la vivienda usada y la nueva que se vaya a desarrollar en los próximos años. Además, gran parte de este stock se encuentra en localizaciones todavía pendientes de consolidar, carentes en muchos casos de servicios básicos y que arrastran tienen elevadas cargas hipotecarias de la crisis, por lo que, a la hora de ajustar precio, tiene poco margen de bajada.

Por todo ello, y siempre que los datos macroeconómicos sean favorables, en los próximos años veremos una progresiva reactivación del sector inmobiliario para cubrir un ritmo de creación de nuevos hogares que estimamos razonable en torno a los 175.000 hogares/año. No obstante, desde la óptica de la demanda interna, se prevé que esta se siga reduciendo como consecuencia de los procesos migratorios que se están produciendo en busca de mejores oportunidades laborales en el extranjero, de la disminución de la natalidad, que, aunque había repuntando en los últimos años, parece que vuelve a descender, y de la capacidad adquisitiva, que también se ha visto mermada debido tanto a la contención de salarios como al aumento del desempleo y el incremento que ha experimentado la presión fiscal en los últimos años.

Lo que sí ha producido la crisis ha sido un cambio muy importante de los agentes que actuarán en el sector para el próximo ciclo. Han desaparecido muchas sociedades inmobiliarias pequeñas que nacieron en el boom al calor de la especulación y los beneficios a corto plazo, aunque la mayoría de ellas sin ninguna experiencia en el sector. Los nuevos actores que pilotarán el próximo ciclo inmobiliario serán los siguientes:

  • Las entidades financieras, sus sociedades inmobiliarias y las sociedades de gestión de activos (como SAREB), que cosideran que este es el momento adecuado para poner en valor la gran cantidad de suelo que acumulan en sus balances.

  • Los fondos de inversión, principalmente extranjeros, que han hecho importantes desembolsos en suelo en los últimos años y necesitan rentabilizarlo lo antes posible.

  • Las cooperativas de propietarios, que han desconfiado de los excesos del sector en la época del boom y poseen capacidad financiera y técnica para la compra de suelo y el desarrollo posterior de las viviendas a precios muy competitivos.

  • Y, cómo no, las pocas empresas inmobiliarias que han sobrevivido a la crisis gracias a su buena capacidad de gestión, su profesionalidad y su capacidad financiera.

No obstante, muchos de estos agentes todavía no poseen la estructura y la experiencia necesarias, por lo que la evolución del sector durante los próximos años estará marcada por la capacidad que tengan algunos de estos agentes para gestionar sus activos tanto desde el punto de vista técnico como comercial. En este sentido, las pocas empresas inmobiliarias que han sobrevivido pueden desempeñar un papel crucial ofreciendo su experiencia y el potencial de su equipo humano para asesorarlas.

Nuestro análisis por subsectores es el siguiente:

  • La primera residencia en zona prime volverá a sufrir ligeros incrementos de los precios, teniendo en cuenta la buena capacidad adquisitiva del segmento de población al que va dirigido este tipo de vivienda y la escasez hoy en día de este producto. Los inversores internacionales serán agentes dinamizadores de este tipo de producto, sobre todo en las principales capitales de nuestro país. Ante la escasez de suelo para este tipo de producto, la rehabilitación de edificios en zonas prime ganará protagonismo en los próximos años.

  • El segmento de primera vivienda libre de precio medio es el que mayor ajuste de precios ha experimentado en los últimos años, en torno al 50%, debido a la existencia de una gran oferta de viviendas terminadas procedente de los grandes desarrollos urbanos acometidos en la época del boom inmobiliario; este segmento frenará ya la importante corrección de precio sufrida. Su stock también comienza a dar síntomas de notable reducción en grandes urbes, por lo que en ciertas localizaciones se empezarán a construir nuevas promociones y se reactivará el mercado de suelo para esta tipología de vivienda.

  • En el sector de la segunda residencia, el cliente nacional, como consecuencia de la crisis, tardará mucho tiempo en dirigir sus inversiones hacia este segmento, por lo que será el cliente europeo tradicional, principalmente inglés, francés y alemán, el que siga adquiriendo en España este tipo de vivienda gracias a la certidumbre de la economía a medio y largo plazos y a los precios tan competitivos que tiene actualmente este producto. Respecto a los clientes rusos, muy activos en los últimos años, a corto plazo dejarán aparcadas sus compras mientras su economía no se recupere de la bajada del precio de petróleo. Los clientes asiáticos continuarán manteniendo un buen nivel de inversión.

  • Finalmente, y en lo que respecta al subsector de vivienda protegida, es un segmento que sin duda, como consecuencia de la falta de ayudas públicas en el futuro, tenderá a desaparecer y del que quedará solamente una actividad residual destinada a promover viviendas de alquiler o, en su caso, de promoción pública.
 
A tenor de lo dicho, estimamos que el ejercicio 2016 será un buen año para el sector inmobiliario. En la medida en que las buenas noticias macroeconómicas vayan calando en la población, como ya lo han hecho en los inversores extranjeros, y las entidades financieras continúen abriendo el grifo de la financiación, la demanda interna volverá a poner su punto de mira en el sector inmobiliario. En este sentido, en los primeros meses del ejercicio 2016 ya se empieza a notar un incremento considerable de la demanda, incluso en la gente joven, que visita promociones y recaba información sobre ellas. Además, las entidades financieras vuelven con su guerra particular de bajadas del tipo diferencial, lo cual está siendo muy bien acogido por parte del comprador.

Evolución del Ejercicio

En 2015 la cifra total de ventas de la División ha ascendido a 114 millones de euros, con un aumento del 52% sobre el ejercicio anterior. Este incremento responde principalmente a un aumento de la escrituración de viviendas nuevas y venta de suelo, ya que en este ejercicio no existen ingresos derivados de la actividad patrimonialista de Torre Espacio como consecuencia de la venta de la sociedad propietaria de dicho inmueble.

Por lo que respecta a la inversión en promoción inmobiliaria, hemos continuado con el objetivo marcado en ejercicios anteriores de paralización de toda nueva inversión, a excepción de suelo con algún tipo de protección, y de desarrollo de promociones pertenecientes a entidades financieras que delegan su construcción y comercialización en PRIESA por su trayectoria, profesionalidad, conocimiento del mercado y la confianza que les otorga pertenecer a un grupo tan importante como Grupo Villar Mir. Las principales líneas de actuación durante 2015 han sido las siguientes:

  • Se ha paralizado el proceso de expansión geográfica y se ha centrado la actividad en la tramitación urbanística de los suelos que la compañía tenía en su balance.

  • Se ha potenciado la acción comercial para vender las promociones terminadas, aunque se ha tratado de conservar una buena parte de la rentabilidad inicialmente prevista.

  • Se ha continuado con el desarrollo de las viviendas protegidas en marcha. Al cierre del ejercicio 2015, PRIESA tiene en promoción y comercialización más de 266 viviendas con algún régimen de protección que han sido desarrolladas a través de sociedades participadas como Espacio Joven Hogares, S.L. (sociedad participada por Intermediación y Patrimonios -filial de Bankia- y ECISA), adjudicataria de un primer desarrollo de 100 unidades del programa “Vivienda Joven en alquiler con Opción a Compra” en Móstoles (Madrid), o el programa de 139 viviendas en Alcorcón y 27 viviendas en Campo Real, también en la Comunidad de Madrid. Además, “Espacio Valdebebas del Mediterráneo” (100% filial de PRIESA) cuenta con una cartera de suelo para 565 viviendas de protección oficial en Valladolid, cuyas dos primeras fases (156 viviendas) están totalmente vendidas y entregadas a finales de 2015 y se ha comenzado con la comercialización de la Fase III (91 viviendas), con un nivel de preventas al cierre del ejercicio del 50%. También a finales de 2015 se ha iniciado la comercialización y construcción de la primera fase de 112 viviendas que PRIESA tiene en el centro de Málaga, donde posee una bolsa de suelo para 224 viviendas de protección oficial.

La depreciación de activos que ha sufrido el mercado inmobiliario en estos años de crisis no ha dejado indemne a PRIESA, por lo que en los últimos tiempos (hasta el ejercicio 2013) se ha ajustado el valor de todos los terrenos, solares y sociedades inmobiliarias participadas al valor actual de mercado, de acuerdo con las tasaciones realizadas por expertos independientes. Este ajuste ha afectado principalmente a los terrenos adquiridos en los últimos dos o tres ejercicios anteriores al estallido de la crisis inmobiliaria y se ha traducido en un descenso del patrimonio neto del Grupo en los últimos ejercicios de 212 millones de euros. No obstante, la recuperación que se está advirtiendo en el sector también se ha plasmado en las tasaciones que se han realizado en los últimos dos ejercicios, con valoraciones más altas (en torno al 15%), lo que ha permitido retraer parte de las provisiones que se habían dotado con anterioridad.

La fuerte demanda inversora en suelo y terrenos durante este ejercicio también ha tenido su reflejo en la cifra de ventas del Grupo, que ha supuesto más del 50% del total de ventas del ejercicio y se ha traducido en un importe de 56 millones de euros. Estas buenas cifras de venta de suelo vienen motivadas, sin lugar a duda, por la buena calidad y localización de la cartera de suelo de que dispone el Grupo y por la actividad de tramitación urbanística que ha realizado durante la crisis con vistas a su futura venta o promoción.

También la intensa labor comercial para vender productos terminados se ha visto reflejada en el incremento de la actividad de escrituración de viviendas. A pesar de la escasez de producto terminado del Grupo como consecuencia de la política marcada de paralización de nuevos proyectos para paliar la crisis, las escrituras han alcanzado un importe de 52 millones de euros, lo que supone un 17% con respecto a las cifras del ejercicio anterior.

El Resultado de Explotación (EBIT) arrojó un beneficio de 15 millones de euros, frente a los 8 millones del año anterior, debido, fundamentalmente, a que en este ejercicio se registró retrocesión de deterioro de todos los activos del Grupo. Con todo ello, 2015 ha concluido con un resultado después de impuestos de 53 millones de euros, frente a los 79 millones de euros de 2014, lo que supone una rentabilidad del 47% sobre la cifra de negocio y del 7% sobre los fondos propios medios del ejercicio, algo inferiores a los obtenidos en el ejercicio anterior.

Por otra parte, a 31 de diciembre de 2015, el importe de los contratos de compraventa formalizados (a falta solo de realizar la entrega de las viviendas) ascendía a 15 millones de euros, con un margen medio del 11%. Como en cada ejercicio, estos contratos se contabilizarán como ventas conforme se vayan terminando y entregando las promociones.

El grupo PRIESA ha terminado el ejercicio con cinco promociones en curso, que arrojan una cifra total de 334 viviendas y 32.000 m² construidos. Además, continúa actuando como agente urbanizador en varios polígonos de la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Castilla y León. Al cierre del ejercicio, el grupo dispone de una cartera de suelo con una edificabilidad total de 513.000 m², con un valor neto contable de todos estos activos inmobiliarios de 334 millones de euros.

Por último, es importante destacar el esfuerzo que ha realizado para reducir su endeudamiento bancario durante la crisis. Así, la División ha terminado el año 2015 con una deuda bancaria neta de 241 millones de euros, lo que supone una reducción de 536 millones de euros (69%) desde el ejercicio 2008. Respecto al Grupo PRIESA, el endeudamiento bancario se ha reducido en 265 millones de euros (61%) desde el año 2008 y a finales del año 2015 supone 170 millones de euros.

Ventas en escritura
Número de viviendas vendidas
Ventas en contrato
Endeudamiento bancario

Previsiones para el 2016

Mientras no vuelva a fluir el crédito almercado inmobiliario de manera clara, se absorba el stock existente y se ajusten la oferta y la demanda de viviendas, la actividad de PRIESA seguirá rigiéndose por las siguientes premisas:


  • No adquisición de ningún suelo que sumar a los que ya están en cartera, salvo a entidades financieras y siempre que haya una garantía de venta y de financiación.

  • Venta de suelo como respuesta a la fiebre inversora que actualmente domina el mercado para este tipo de activos debido a su atractivo precio.

  • Lanzamiento de nuevas promociones con un nivel de preventas superior al 30% y en localizaciones donde se observe escasez de producto terminado.

  • Continuar con promociones de vivienda protegida y gestión de promociones para bancos y fondos de inversión.

  • Agilización de la gestión urbanística del suelo en cartera para tener, una vez finalizado el ciclo actual, una bolsa de suelo finalista de calidad.

  • Máxima contención de los gastos operativos y de estructura.

Con estas premisas, se estima que en el año 2016 la División Inmobiliaria alcance una cifra de ventas de 90 millones de euros.

 

Cartera de productos

Torre Espacio Castellana

 Fachada Torre Espacio
Venta Torre Espacio


El 23 de noviembre de 2015 el Grupo Villar Mir vendió el 100% de las acciones de Torre Espacio Castellana, S.A. (TEC), propietario del activo inmobiliario Torre Espacio, después de un proceso competitivo en el que participaron inversores nacionales e internacionales. Esta ha sido la mayor operación de inversión realizada en el mercado inmobiliario español en este ejercicio.


El comprador final ha sido Global One Real Estate España, S.A., una filial del grupo filipino Megaworld Corporation. Las condiciones específicas del acuerdo no han sido reveladas.

El edificio fue desarrollado y construido por el Grupo Villar Mir, a través de sus divisiones Inmobiliaria y Construcciones, y las obras de construcción finalizaron en 2007. El edificio está situado en la zona conocida como Cuatro Torres Business Area, uno de los principales centros de negocios en Madrid, y está equipado con las mejores comunicaciones y servicios.

Es el edificio de oficinas de más alta calidad en la capital de España, con una superficie total de 60.142 m2 en alquiler de oficinas distribuidas en 52 plantas y 1.173 plazas de aparcamiento. Torre Espacio cuenta con un diseño único y la tecnología más avanzada, así como con los mejores servicios que se pueden encontrar en un edificio de oficinas.

Junto con el contrato de compra, el Grupo Villar Mir ha firmado un acuerdo a través del cual mantendrá las actividades de administración, operación y mantenimiento y comercialización de la torre durante al menos 10 años.

CMC Canalejas Madrid Centro

El Grupo Villar Mir, convencido de la progresiva recuperación de la economía y haciendo gala de su vocación de empresa madrileña, realizó en el año 2012 una de las mayores inversiones dentro del sector inmobiliario español con la adquisición al Banco Santander de los edificios que conforman el complejo denominado Centro Canalejas por un importe de 215 millones de euros.

El objetivo de este proyecto es rehabilitar el centro histórico de Madrid y aprovechar los siete inmuebles contiguos localizados entre las calles de Alcalá y Sevilla, la Plaza de Canalejas y la Carrera de San Jerónimo para transformarlos en un hotel de lujo de aproximadamente 27.000 m² abanderado por la prestigiosa cadena canadiense Four Seasons, en el que sería su primer establecimiento en España, 22 residencias en propiedad repartidas en una superficie total de unos 6.000 m², un centro comercial y de ocio de en torno a 16.000 m² repartidos en tres plantas que será el referente en la zona centro de Madrid y un aparcamiento subterráneo con capacidad para 400 vehículos.

El importe total de la inversión será de 500 millones de euros aproximadamente. En diciembre de 2014 se firmó con nueve entidades la financiación a largo plazo del proyecto por importe de 268,5 millones de euros.

Durante el ejercicio 2015, Centro Canalejas Madrid ha sufrido una pequeña ralentización en el ritmo de desarrollo debido a ciertos cambios de criterio de los anteriores equipos de gobierno y el tiempo requerido para entender el proyecto por parte de las nuevas administraciones. No obstante, el desarrollo se encuentra ya a pleno rendimiento tras los diferentes acuerdos alcanzados durante este ejercicio. Así, el pasado mes de octubre se logró alcanzar un acuerdo institucional de apoyo al proyecto con la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad Autónoma de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.

En paralelo, y fieles al compromiso de máximo respecto en la intervención en los edificios, OHL Desarrollos continúa con la labor de restauración de todos los elementos interiores con valor patrimonial.

Centro Canalejas Madrid es, sin duda, un proyecto ambicioso y de grandes dimensiones, que se hará realidad a finales de 2018 gracias a la experiencia y capacidad técnica de OHL Desarrollos y Grupo Villar Mir en planes de gran envergadura, a su solvencia económica y a su consolidado prestigio, lo que le permite establecer alianzas con las más prestigiosas cadenas hoteleras y acometer proyectos de gran dificultad técnica.

El complejo Centro Canalejas Madrid, de uso mixto y con una superficie de 50.000 m², constituye un proyecto de gran relevancia para la ciudad, tanto por su dimensión como por su perfil de futuro destino turístico internacional, lo que dotará a Madrid de un espacio icónico equiparable al de otras grandes capitales europeas. Con un tratamiento unitario de los edificios y una distribución de usos horizontal, Centro Canalejas Madrid contará con:

  • Un hotel de cinco estrellas Gran Lujo gestionado por Four Seasons (primero en España), una de las más prestigiosas cadenas hoteleras internacionales, con un total de 202 habitaciones.

  • Veintidós residencias con la marca Four Seasons.

  • Un espacio comercial exclusivo, que incluirá marcas nacionales e internacionales de alto nivel y se convertirá en un referente en la ciudad.

  • Una oficina bancaria.

  • Un aparcamiento con 400 plazas, aproximadamente.

Cómo contribuirá CMC a mejorar madrid:

  • Atraerá riqueza y generará nuevos puestos de trabajo de calidad.

  • Recuperará un conjunto arquitectónico único, dotando a Madrid de un nuevo icono arquitectónico, cultural y de ocio, que incluirá el primer hotel Four Seasons en España, un cinco estrellas Gran Lujo gestionado por una cadena internacional de referencia.

  • Liderará la regeneración urbana, sin duda aspecto beneficioso desde múltiples puntos de vista: social, económico y urbanístico, entre otros.

  • Mejorará la calidad de vida de sus ciudadanos con la construcción de nuevas infraestructuras subterráneas que permitan reducir el tráfico rodado en superficie y ganar nuevos espacios peatonales.

  • Reactivará un punto neurálgico de Madrid, impulsando su actividad económica mediante la construcción de un espacio cosmopolita que será un polo de atracción turística, tanto nacional como internacional.

Proyecto CALEIDO

(Edificio de equipamiento singular)

Tras el fallido intento de desarrollo de un palacio de Congresos internacional en el suelo dotacional del entorno de las cuatro Torres, el Ayuntamiento de Madrid sacó a licitación, a través de concurso público, un derecho de superficie con 52.500 m2 de uso dotacional y 17.500 m2 de uso comercial, concurso público en el que se impuso Inmobiliaria Espacio.

Con ello se retomará la construcción sobre el garaje y la cimentación existente del anterior proyecto y se levantará un edificio en altura que completará el parque empresarial Cuatro Torres Business Area en el que se encuentran actualmente cuatro edificios: Torre Cepsa, Torre PwC, Torre de Cristal y Torre Espacio.

Se contempla la construcción de un edificio de referencia por su tecnología, eficiencia energética y acabados y que esté conformado en forma de “T” invertida.

Enclave privilegiado

Se encuentra en una de las áreas más atractivas y de mayor proyección futura, junto a las Cuatro Torres Business Area, zona estratégica de alta concentración de empresas en la que trabajan más de 16.000 personas. Destaca la inmejorable conectividad con el resto de Madrid y territorio nacional por carretera (acceso directo a M-30, M-40 y A-1), transporte público (metro, cercanías y autobuses cercanos) y tren de alta velocidad (estaciones de Chamartín y Atocha). Además, le separan solo 10 kmsdel aeropuerto de Barajas.

El complejo ocupará una parcela de 33.325,56 m2 y el edificio tendrá una superficie total de 70.000 m2 computables. De ellos, según el pliego de condiciones del concurso, el uso de la superficie se divide en 52.500 m2 de uso público y 17.500 m2 de uso comercial, con espacios de restauración y servicios, como ya se ha mencionado anteriormente.

El edificio, con forma de “T” invertida, se configura como un volumen de servicios híbrido que contiene diversos usos que cohabitan y generan sinergias importantes entre sí. Se distinguen cuatro programas fundamentales: un gran aparcamiento subterráneo, sobre este una clínica deportiva, en el basamento un centro universitario y, rematándolo, una planta comercial bajo la cubierta verde desde la que emerge la Torre de uso docente.

El futuro proyecto Caleido albergará dos importantes inquilinos: el Instituto de Empresa, que ocuparía el grueso del edificio, y con el que ya se ha firmado el contrato de arrendamiento, y una clínica privada, con la que actualmente se está trabajando para cerrar el contrato de alquiler.

IE universidad estará repartido entre el basamento, donde se situarán zonas deportivas, auditorio, biblioteca, accesos y cafetería. Todo este basamento se asoma a la zona verde con una gran fachada, hacia el parque, que configura uno de los accesos del conjunto. Otro acceso a la torre se realiza desde el propio Paseo de la Castellana. Mediante una gran pasarela se accede a la base de la torre, situada a la altura del Paseo de la Castellana, en la que se encuentran las aulas y la administración que configuran el programa principal del centro universitario.

El uso comercial será una extensión de la trama urbana de la ciudad, contribuirá a que el recorrido norte-sur sea mucho más amigable y cubrirá de servicios y oferta comercial el trayecto desde el Hospital de la Paz hasta la Plaza de Castilla. Igualmente la zona de Monforte de Lemos se comunicará con la Castellana a través de las zonas verdes y el área comercial, dotando a la circulación peatonal de la necesaria permeabilidad este-oeste.

El diseño consiste en situar una gran pieza horizontal en el basamento para así configurar una calle comercial que una el Hospital de la Paz con Sinesio Delgado y para formar junto a la Torre dos plazas principales, una norte y otra sur. La cubierta del proyecto constituirá parte del campus del IE en la zona sur, mientras que la zona norte conformará un parque urbano integrado en el espacio comercial que buscará similitudes con el High Line Park en Manhattan, de modo que potenciará eventos after work, exposiciones de arte, semana de la moda, así como la vida nocturna, en un oasis verde dentro de la zona financiera. El proyecto contará con 1.693 plazas de aparcamiento de las cuales 1.163 estarán destinadas a uso comercial; 400, a uso educativo y 130, a uso sanitario.

Como conclusión, el proyecto generará riqueza desde el inicio de la construcción, pero también anualmente durante la etapa de explotación. A esto hay que añadir el incremento de la recaudación tributaria de la ciudad de Madrid derivada de impuestos como el IBI, ICIO, etc., y del canon anual que se pagará al Ayuntamiento. Este proyecto será un revulsivo al desempleo local, pues generará puestos de trabajo como consecuencia del impacto derivado de la construcción y la consiguiente explotación. Es de destacar la calidad del empleo que generará esta segunda etapa, dado que un porcentaje muy importante de los que se creen de manera directa serán indefinidos y de elevada cualificación.

Otros beneficios asociados al proyecto serán el incremento del turismo sanitario, el apoyo a la formación académica de grado y posgrado, con un campus de última tecnología, así como el respaldo a la investigación médica y la captación de estudiantes procedentes de otros países, que impulsarán la zona y el consumo.